INTRODUCCIÓN

Actualmente, debido al aumento progresivo de la competitividad a nivel global, ya no basta ejecutar una mediana gestión de activos (tangibles e intangibles) donde no sólo se puede competir considerando aspectos como la calidad u ofreciendo un producto o servicio atractivo al mercado. La Visión de Negocio debe ir más allá de lo anterior, debe comprender además estrategias sostenibles de gestión de activos a través de las cuales se alcance el máximo rendimiento de las inversiones realizadas.

En este sentido la medición del beneficio de implementación de la gestión de activos, apoyadas en enfoques metodológicos y aplicaciones, combinadas con técnicas y herramientas de gestión de activos desde la etapa del diseño, talento humano y gestión de los procesos, así como la planificación, gestión de riesgos y finanzas, representan las acciones estratégicas-tácticas-operativas-performance más importantes en la que deben invertir (tiempo y recursos) las organizaciones.

 

ARTÍCULO COMPLETO