INTRODUCCIÓN

 El objetivo de cualquier empresa es conseguir un beneficio mediante el desarrollo de su actividad empresarial. El mercado de la industria es cada vez más competitivo y los consumidores sólo comprarán productos con calidad y precios adecuados. El fabricante debe determinar un estándar de calidad y, una vez alcanzado, mantenerlo invariable para conseguir un cierto prestigio de sus productos.

 

ARTÍCULO COMPLETO